Día Mundial de la Dermatitis Atópica: piel sin picor, piel sana, piel Ozoaqua

DA_3

Piel seca, enrojecida y con picor. La dermatitis atópica es cada vez más frecuente, afectando tanto a niños como a adultos. Hoy, en el Día Mundial de la DA, te contamos cómo cuidar la piel atópica para prevenir nuevos brotes.

¿QUÉ ES LA DERMATITIS ATÓPICA? CUÁLES SON SUS CARACTERÍSTICAS Y CÓMO SE MANIFIESTA:

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel. Las personas que la padecen tienen la función barrera cutánea alterada ya que presentan un menor porcentaje de lípidos en ésta, y como consecuencia el agua transepidérmica se evapora con más facilidad, dando lugar a pieles extremadamente secas, sensibles y reactivas a factores externos.

La enfermedad se caracteriza por períodos de brote en los que, además de una xerosis generalizada de la piel, aparecen determinadas lesiones cutáneas escamosas, conocidas como eczema atópico, que cursan con inflamación, eritema y elevado prurito o picor, cosa que desencadena el rascado constante de la zona produciendo muchas veces micro heridas con la consiguiente sobreinfección de la misma, complicación muy frecuente en esta patología.

A estos periodos de brote le siguen las conocidas como fases de mantenimiento, en que las manifestaciones clínicas no son tan acusadas y durante las cuales se intentan prevenir los brotes y evitar los factores que pueden resultar desencadenantes de los mismos.

ALGUNOS DATOS DE INTERÉS DE LA ENFERMEDAD:

Su prevalencia se ha multiplicado por tres en los últimos 30 años. Se estima que entre un 5% y un 15% de la población general padece esta enfermedad, aunque es más típica de la edad infantil en la que un 20% de los niños la padece. Suele aparecer en la edad pediátrica, a partir de los tres meses y hasta los dos años de vida, edad en la que empieza a remitir, aunque en un 10% de los casos suele persistir en la edad adulta. Hoy en día la incidencia es mayor en países desarrollados y la aparición de casos con un primer episodio en la edad adulta va en aumento.

CAUSAS

Aunque su origen es multifactorial tiene un elevado componente genético. Hay más probabilidad de padecerla si alguno de los antecesores padece alguna manifestación de la conocida como triada atópica: asma, rinoconjuntivitis alérgica o atopía. También está influenciada por factores ambientales, como pueden ser cambios de temperatura, la humedad, la polución o el estrés, entre otros y por alteraciones en el sistema inmunitario.

Afecta a ambos sexos por igual y tiene consecuencias muy marcadas no sólo a nivel físico para el paciente, sino que afecta también a nivel emocional y a la calidad de vida de la persona que la padece y de todo su entorno familiar.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

El diagnóstico se realiza normalmente por la exploración física y la historia clínica del paciente, aunque también es verdad que muchas veces se requiere una biopsia de la zona afectada para hacer un diagnóstico diferencial con otras afecciones y patologías cutáneas como pueden ser la psoriasis, dermatitis seborreica o afecciones por hongos, entre otras.

RECOMENDACIONES Y TRATAMIENTOS

Lo fundamental en la dermatitis atópica es intentar espaciar los brotes lo máximo posible para lo que intentaremos mantener la función barrera cutánea en perfecto estado siguiendo las siguientes recomendaciones:

 

TRATAMIENTOS EN PERIODO DE BROTE

En la fase de brote el tratamiento va enfocado a disminuir en la medida de lo posible la sintomatología. El uso de aceites ozonizados, y productos complementarios formulados con éstos, es de elección en estos casos ya que ejercen un efecto antiinflamatorio, reparador y calmante en el eczema atópico, disminuyendo el eritema y el picor de forma inmediata y está exento de todos los efectos secundarios típicos de los tratamientos clásicos utilizados hasta ahora para este tipo de lesiones.

Además, los aceites ozonizados ejercen una acción higienizante evitando la sobreinfección con microorganismos como bacterias, virus y hongos en las zonas donde la barrera cutánea a perdido su continuidad.

El uso de estos productos es altamente recomendable en el día a día de estos pacientes ya que mantiene la barrera cutánea en perfecto estado, recuperando el estado fisiológico natural de la piel consiguiendo espaciar lo máximo posible los brotes entre sí.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies