¿Cómo tratar la Dermatitis Atópica? Blanca Llacer, Farmacéutica especializada en Dermocosmética nos lo cuenta

Blanca-Llacer-1-ni19ux4bfafqddojjqb5k3ih71qhq81crhkv1tv648

Hoy, es el Día mundial de la Dermatitis Atópica, una enfermedad que sufren uno de cada cinco niños y afecta al 11% de la población adulta. Blanca Llácer, Farmacéutica Especializada en Dermocosmética nos cuenta cómo afecta la dermatitis atópica en la piel y las recomendaciones para mejorar la dermis afectada por este problema.

¿Qué es la Dermatitis atópica y cuáles son sus síntomas más frecuentes?

Es una enfermedad cutánea de origen hereditario que se caracteriza por una piel extremadamente seca, sensible y reactiva a numerosos factores externos, y que en determinados momentos, denominados brotes, se produce una reacción exagerada del sistema inmunitario, en la que la inmunoglobulina E libera histamina de forma descontrolada, lo cual desencadena los síntomas de picor, irritación, enrojecimiento e inflamación típicos de esta enfermedad.

¿Qué prevalencia tiene esta enfermedad y a qué tipo de pacientes afecta normalmente?

Tiene una prevalencia bastante elevada. Entre el 20-30% de los niños han padecido en algún momento esta enfermedad. Tanto es así que podemos afirmar que es la enfermedad cutánea más frecuente durante esta época de la vida y luego, normalmente, con el paso de los años va disminuyendo, aunque un 10% de los niños que la han padecido en la infancia siguen presentando brotes durante la edad adulta. La enfermedad suele aparecer en la edad lactante, normalmente entre los 2 y los 6 meses. En la actualidad se está detectando un aumento de los casos debido a la contaminación ambiental, el exceso de higiene, los protocolos de esterilización que se seguían en pediatría hasta hace bien poco o los ambientes resecos entre otros factores.

¿Cuáles son las indicaciones habituales para el cuidado de la piel atópica?

Lo más importante es mantener el estado natural fisiológico de la piel para preservar su función de barrera cutánea y esto se consigue utilizando de forma continuada productos de higiene adecuados que no resulten agresivos para nuestra piel y tratándola diariamente con productos emolientes e hidratantes que mantengan la piel en el mejor estado posible. En el momento en el que aparece el brote agudo de atopía aparecen los síntomas de picor, irritación y rojez, y aparecen en la mayor parte de los casos unas placas engrosadas y endurecidas, conocidas como eczemas, que se liquenifican agravando la sintomatología de estas pieles. Son muy típicas las posibles sobreinfecciones por Staphylococus aureus consecuencia del continuo rascado por el picor característico. Llegados a este punto se utilizan formulaciones destinadas a disminuir la irritación, el picor y la inflamación de las zonas afectadas.

¿Cómo ayuda la línea Ozoaqua en el cuidado de esta enfermedad y cuáles son las recomendaciones de uso?

La línea de Ozoaqua resulta extremadamente útil en este tipo de pieles, tanto en el mantenimiento diario como en el momento de la aparición de brotes agudos. En el día a día la higiene con productos como el jabón en pastilla o el jabón líquido de Ozoaqua hacen que la epidermis mantenga su manto hidrolipíco natural sin deslipidizarse ni resercarse gracias a sus fórmulas libres de agentes agresivos lavantes, conservantes, colorantes u otros aditivos contraproducentes para estas pieles. El mantenimiento diario con la crema corporal de Ozoaqua, extremadamente emoliente e hidratante y con un contenido notorio en aceites ozonizados, hace que la sequedad extrema y tirantez características de estas pieles desaparezca totalmente conservando una elasticidad, nutrición y firmeza que favorece el espaciamiento considerable entre brotes.

En el momento en el que aparece el brote de atopía es vital la limpieza con el jabón de pastilla de Ozoaqua por su elevado contenido (superior al 30%) en aceites ozonizados, y el tratamiento posterior de las zonas más afectadas con el aceite de Ozoaqua (100% aceites vegetales ozonizados, sin aditivos, sin colorantes, sin perfumes y sin conservantes añadidos) ya que disminuye inmediatamente la inflamación, el picor, la irritación a la vez que regenera la epidermis y cicatriza posibles microlesiones, cosa que junto con el efecto germicida del ozono evita las sobreinfecciones tan frecuentes en estas pieles. Gracias a este producto en la mayor de los casos conseguimos evitar el uso de los tan temidos corticoides en este tipo de pieles, ahorrándonos así todos los efectos secundarios que conlleva el uso de éstos.

Más Información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies